Subscribe Contenido RSS Subscribe Comentarios RSS

10 ideas para estimular la creatividad


10 formas de mantenerse ocupado cuando no sabes qué escribir
Esta entrada sirve como continuación de 10 sobre el bloqueo de escritor. Son algunas de las cosas que hago cuando no sé qué voy a escribir
Mientras me encuentro en períodos de impasse en los que no tengo claro cual será mi próximo proyecto, procuro no dejar de escribir porque, aunque no lo parezca, se pierde la costumbre. De ellos puede salir tu próxima gran idea.
Así que hago alguna de estas 10 cosas que ustedes podrían intentar.



1. Reescribe algo de lo que tenías guardado.
Generalmente se trata de lo mismo, mi primera historia. Ya voy por la quinimil edición y no logro pasar del libro 1 (de 7). Sin embargo, no pierdo la esperanza de que sea mi proyecto a largo plazo en una de estas. (Es decir, que la musa decida que va a darme ideas fluidas para retomar la historia). Usualmente, se me ocurren otras historias mientras trabajo en ésta, por eso le tengo tanto cariño.

2. Escribe un fanfic.
Los que no saben que es un fanfic, aquí está la explicación. Es una buena forma de ejercitar la creatividad porque te evitas el proceso de creación de personajes y sólo debes preocuparte por una reproducción fiel de los que alguien más creó. Además de que es entretenido y bastante satisfactorio. Mientras te encuentres maquinando situaciones para tus personajes favoritos, puede que se te ocurra una historia.

3. Escribe epílogos de tus proyectos terminados:
¿Dejaste algo sin contar? Los epílogos no tienen por qué ir en el libro, pero bien pueden ser continuaciones, libros extra. J.K. Rowling escribió los cuentos de Beedle el Bardo, así que dan buen resultado.

4. Escribe o reescribe la historia desde la perspectiva de otro personaje:
Alguno de tus personajes secundarios tiene una historia interesante. ¿Por qué no ampliarla? Los cambios de perspectiva pueden ser muy enriquecedores.

5. Haz una lista de temas sobre los que no has escrito (nunca o en mucho tiempo) y trata de imaginar una historia para cada uno:
Así tendrás varias ideas posibles para trabajar.

6. Escoge un cuento de hadas o un clásico y modernízalo:
¿Cómo podría suceder lo de la Bella Durmiente en estos días? ¿Quién podría ser el Lobo Feroz que ataque a Caperucita en medio de la jungla de asfalto? ¿Quién sería tan ingenuo de creer en profecías que provoquen un embrollo como el de Edipo Rey? Seguro que ya he leído algunas novelas que se basan totalmente en el amor prohibido de Romeo y Julieta.

7. Plantéate retos:
¿Qué sería lo más dificil de escribir para ti? ¿Qué cosas no puedes evitar en cada historia que escribes? Cuando iba a escribir Workaholic Tour se me planteó el reto de que en todas mis historias había un romance involucrado. En este no quería que los protagonistas estuvieran juntos, quizá insinuar un romance con algún personaje secundario, pero no quería que ese punto tuviera demasiado protagonismo en la historia.
Ahora un amigo me resaltó que no he escrito nada desde la perspectiva de un hombre, y eso me tiene intrigada.

8. Busca nueva música:
Música que no escuchas usualmente. La mayoría de canciones cuentan una historia, a veces encuentras una extraña conexión entre dos que no tienen ninguna relación, ni siquiera por artista. Acabo de terminar un proyecto que titulé Avanzar en Paralelo, y su trama principal fue inspirada totalmente por cuatro canciones.

9. Haz creíbles las historias increibles:
¿Cómo serían más factibles las historias de fantasmas? ¿Cómo pasan desapercibidos los ángeles entre nosotros? ¿La siguanaba puede ser real? Escribí En la oscuridad pensando en qué mito había generado a los vampiros.

10. Prueba con refranes o dichos famosos:
Qué te parece escribir una historia que tenga como centro la frase: A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos. Hay tantas frases que tienen muchas posibilidades.

Extra:
Durante mi período de mayor actividad en el mundo de los fanfics descubrí las comunidades de retos en Livejournal, que proporcionaban una tabla con palabras o frases que debías cubrir para crear una historia. Yo colaboré en la creación de una de ellas, aunque ya no formo parte de la administración: Retos a la carta. Son una buena fuente de ideas.

3 comentarios:

Kyo dijo...

Muy buenas ideas todas. De hecho, la mayor parte de nosotros empezamos escribiendo así, cambiando el final de un cuento o haciendo un fanfic,como conté en un artículo de Tinta al sol, así que se podría resumir en volver a escribir como cuando no nos comíamos tanto la cabeza sobre "el oficio de escritor".

Tendré presente tus consejos en mi próximo bloqueo.

Un saludo,

Kyo

Fer dijo...

Oye esta buenisimo! Mi favorito es el de los refranes, me recuerda a un maestro de la universidad, jajaja.

Es curioso, tambien tengo una historia a la cual le tengo cariño y la escribo y reescribo. Pero a como van las cosas, creo que esta si sera la primera que publique (entre otras cosas porque mis ideas van de otros lados hacia alli, y no al reves como a ti te pasa)

Y gracias por tu comment en mi blog, hay dias que tengo ganas de volverme política jajaja

chapintocables dijo...

Gracias por las ideas, no me sirven para mi blog pero sí para mi trabajo.

 
Maia's Notes | TNB